Djokovic vence al calor y a un valiente Fucsovics

Novak Djokovic lo ha pasado fatal para sacar adelante con éxito su primer compromiso en el US Open. El serbio, recuperada la vitola de favorito, sufrió mucho por culpa de las altas temperaturas (unos 34º pero con sensación de 40º) y la humedad (50%) que azotan a Nueva York estos días y que terminaron afectando aún más a su rival, Marton Fucsovics. El húngaro salió a la pista con valentía e igualó después de perder el primer set, pero el bajón que había tenido Djokovic en la segunda manga le llegó a él en la tercera cuando dominaba por 3-1 y punto de break para el 1-4. Los dos pidieron asistencia médica, pero Djokovic, un atleta superdotado, aguantó mejor las inclemencias del tiempo y ganó por 6-3, 3-6, 6-4 y 6-0.

‘Política de calor extremo’

Fue tan grande el calor en las pistas de Flushing Meadows que varios jugadores se vieron obligados a abandonar, entre ellos Leo Mayer, que no pudo finalizar su partido contra el serbio Djere. “Fui al vestuario un momento y estaban todos los jugadores tirados por el suelo. Volví, pero no podía seguir, no me daba el cuerpo”, dijo el argentino. Berankis, Travaglia y Copil (este por un esguince) tampoco acabaron sus encuentros. Por esta circunstancia, la organización del US Open se vio obligada a poner en marcha por primera vez en su historia la ‘política de calor extremo’ (Australia la utilizó este año), con descansos entre el tercer y el cuarto set en los partidos masculinos, como los que ya se estaban dando entre el primero y el segundo en los femeninos. Otra de las medidas a adoptar podría ser el cierre de los techos de la Arthur Ashe y la Louis Armstrong y habrá un seguimiento constante de las condiciones atmosféricas para buscar otras soluciones si fuera necesario. Para el miércoles se anuncia de nuevo mucho calor y las temperaturas bajarán notablemente a partir del jueves.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *